Informe de Actividades UDLAP 2016 – 2017

Estimados miembros de los Consejos Académico y Administrativo de nuestra institución: en cumplimiento a lo establecido por el Estatuto Orgánico de la Universidad de las Américas Puebla, en su artículo 12º, fracción XV, entrego a ustedes en esta sesión conjunta, el Informe de Actividades correspondiente al período 2016-2017. Como lo he hecho en estas ocasiones solicito su autorización para hacerlo accesible, a todos los miembros de la comunidad universitaria, a través de su publicación en el portal de nuestra institución.

Agradezco su aprobación. A partir de este momento el informe estará disponible a todos los miembros de nuestra comunidad a través del intranet institucional.

Introducción

Hace 9 años iniciamos una estrategia cuyo propósito era recuperar para nuestra universidad el nivel de reconocimiento nacional e internacional que había perdido por los acontecimientos del período 2005-2008. La estrategia consistía en: (i) acreditar el 100% de nuestros programas académicos a nivel nacional e internacional, (ii) integrar una facultad cuya calidad académica y profesional fuese reconocida por sus pares como la mejor de México, (iii) incorporar estudiantes basándonos en su calidad académica y no en su capacidad financiera mediante un programa sólido de becas, (iv) actualizar nuestras facilidades de enseñanza e investigación para garantizar enseñanza personalizada y tecnología educativa de punta, y (v) asegurar la pertinencia y calidad de nuestros programas académicos a través de revisiones colegiadas de nuestra facultad. Nuestras acciones fueron definidas para lograr en un plazo de 10 años el reconocimiento como la mejor universidad privada de México, y en 15 años posicionarla entre las 5 mejores universidades privadas de América Latina.

Nueve años después debemos sentirnos satisfechos ya que estamos cumpliendo los objetivos que nos propusimos. Puedo informarles que durante este semestre de Primavera 2017 nuestra universidad habrá refrendado su calidad institucional ante acreditadoras nacionales e internacionales.  Hemos ya obtenido la re-acreditación internacional sin observaciones de la Southern Association of Colleges and Schools Commission on Colleges (SACSCOC), y antes de que termine el semestre lograremos lo mismo a nivel nacional ante la Federación Mexicana de Instituciones de Educación Superior de México (FIMPES). A estos reconocimientos debemos agregar el que en este primer trimestre de 2017, la calificadora internacional de más prestigio en el campo de la educación, QS Stars University Ratings, nos concedió el máximo reconocimiento de calidad institucional al otorgarnos sus “5 Estrellas”, nivel solo concedido a 60 universidades en el mundo y a dos en América Latina.

Quiero resaltar el reconocimiento “Cinco Estrellas” en arte y cultura, pues ratifica que somos la única universidad privada en América Latina que incluye en su formación estas actividades como parte de nuestro concepto de educación integral. La calidad de nuestros eventos culturales, la inversión que hemos realizado institucionalmente en esta área, y la participación de los estudiantes y profesores de muchas áreas de nuestra academia, nos han permitido destacar a nivel mundial en este ámbito. Adicionalmente, el ranking elaborado por QS para Latinoamérica nos ubicó como la vigésima universidad privada de América Latina enfatizando el reconocimiento internacional del que goza nuestra facultad, así como el reconocimiento internacional de nuestros egresados por empleadores internacionales.

Prueba de que someternos a auditorías institucionales ante entes acreditadores nacionales e internacionales es positivo, el periódico El Universal, que se ha convertido en el referente de clasificación de instituciones de educación superior en México, nos colocó como la 3ª mejor universidad en prestigio académico y 1ª como universidad privada en la nación. En este mismo rubro, la revista América Economía, que también está colocándose como referente internacional en la evaluación de Instituciones de Eduación Superior (IES) en nuestra región, nos reconoció como la segunda mejor universidad privada de México y primera en la región sur-sureste de nuestro país. Además, esta misma revista concedió a nuestro programa de Maestría en Administración de Empresas el sitio 22 entre los programas evaluados en América Latina.

Afirmo una vez más, que estos logros son el resultado del talento, trabajo y dedicación de cada uno de ustedes, los miembros de la comunidad UDLAP, quienes, con su énfasis en dar todos los servicios con calidad y calidez, han hecho posible que la universidad obtuviera estos reconocimientos nacionales e internacionales.

Clima Organizacional

Tan importante como son los logros académicos y reconocimientos mencionados anteriormente, lo es el haber logrado un clima organizacional de confianza e inclusión en nuestra universidad.  Este clima de respeto y confianza que se vive en nuestra universidad es el producto de las siguientes acciones que complementaron la estrategia académica señalada en los párrafos anteriores:

  1. Establecimiento de un proceso colegiado que permite actualizar oportunamente nuestros currículos, nuestros grados terminales y el proceso de enseñanza/aprendizaje.
  2. Inversiones en equipo de punta y descarga académica en respaldo al trabajo de investigación de nuestra facultad, condiciones indispensables para extender las fronteras del pensamiento, el arte y la tecnología en nuestra institución.
  3. Vinculación social presentando propuestas de solución a los asuntos que afectan a nuestro país tales como impunidad, tratamiento y conservación del agua, mitigación de la pobreza, innovación tecnológica en los campos de alimentos, nanotecnología, ecología y equidad de género.
  4. Acreditación internacional y nacional de nuestra calidad administrativa y financiera institucional.
  5. Actualización de la tecnología educativa en nuestro campus, dotando a nuestras aulas y laboratorios académicos de la tecnología más actualizada en el proceso de enseñanza/aprendizaje.
  6. Establecimiento de programas de movilidad de facultad y programas de investigación con universidades de clase mundial.
  7. Reconocimiento y vinculación con las empresas más reconocidas en el mundo empresarial y con organizaciones de la vida social a nivel local, nacional e internacional.

Acreditaciones

El proceso de acreditaciones por disciplina académica ha continuado con éxito. Al terminar este año, hemos incrementado las licenciaturas acreditadas ante organismos nacionales a 45. Con las 45 acreditaciones vigentes, casi el 94% de nuestros estudiantes de licenciatura estudian en programas académicos reconocidos por su calidad por nuestros pares académicos.

Menciono en orden alfabético por ser la primera ocasión en que reciben la acreditación a las siguientes licenciaturas:

  • Actuaría, acreditada por los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior, A.C, (CIEES).
  • Ingeniería en Sistemas Computacionales, acreditada por el Consejo de Acreditación de la Enseñanza de la Ingeniería Superior, A.C. (CACEI).
  • Médico Cirujano, acreditada por el Consejo Mexicano para la Acreditación de la Educación Médica A. C. (COMAEM).
  • Nanotecnología e Ingeniería Molecular, acreditada por el Consejo Nacional de Enseñanza y del Ejercicio Profesional de las Ciencias Químicas, A.C. (CONAECQ).

Digno de mención especial es el reconocimiento obtenido por nuestra Licenciatura en Derecho. Este programa recibió el “Distintivo Vanguardia ANUIES-SCJN”, distinción otorgada conjuntamente por la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que resalta la calidad y pertinencia de nuestro programa de estudios al adecuarse a las reformas constitucionales de 2008, mismas que imponen nuevas condiciones en el ejercicio de la profesión legal como resultado de las modificaciones aprobadas al sistema de justicia penal mexicano.

Las acreditaciones nacionales e internacionales recibidas a nivel institucional y las recibidas a nivel nacional, nos han permitido lograr ya el reconocimiento como la mejor universidad privada de México. Sin embargo, como nuestra intención de largo plazo es ser reconocidos entre las 5 mejores universidades privadas de América Latina, el esfuerzo hecho hasta el momento, aunque necesario, no es suficiente.

Por ello, el año pasado iniciamos un proceso de acreditaciones internacionales a nivel licenciatura y posgrado en todos aquellos programas académicos susceptibles a ello. Debo reconocer la labor de los miembros de la academia y administración de la Escuela de Ingeniería, quienes con su trabajo han logrado la acreditación internacional de cuatro licenciaturas ante la Engineering Accreditation Commission de ABET (Accreditation Board for Engineering and Technology): Ingeniería Industrial, Mecánica, Civil y Mecatrónica, y otra ante el Institute of Food Technologists: Ingeniería de Alimentos.

Siguiendo con su programa de acreditaciones internacionales, la Escuela de Ingeniería inició de manera formal las actividades para someter para acreditación ante ABET los programas académicos de Ingeniería de Alimentos, Ingeniería Química e Ingeniería en Sistemas Computacionales. A su vez, la Escuela de Negocios y Economía ha iniciado su proceso de acreditación ante la Association to Advance Collegiate Schools of Business (AACSB).

Como lo dije el año pasado, con estas acciones demostramos que nuestros programas educativos no solo cumplen los estándares establecidos por autoridades educativas nacionales, sino también con estándares internacionales que garantizan, a nuestros estudiantes y sus familias, una formación académica y tecnológica con calidad internacional, el conocimiento y manejo de tecnologías del más alto nivel internacional, y el desarrollo de su capacidad de innovación en su profesión.

Pertinencia Curricular

Los rankings nacionales tanto del periódico El Universal, el regional del periódico Reforma y el presentado por la revista América Economía, confirmaron que el trabajo desplegado por nuestra facultad y la Vicerrectoría Académica durante el año académico 2016-2017 está pagando con creces.  Con contadas excepciones, nuestras licenciaturas mantuvieron o mejoraron su calidad académica y pertinencia laboral en las evaluaciones que estos diarios realizan acerca de las universidades de México. Muchas de nuestras licenciaturas han mantenido su evaluación como las mejores de nuestro país y otras avanzaron de manera contundente.

Para mantener esta percepción acerca de la calidad de nuestros programas de licenciatura este año, de manera colegiada, nuestra facultad revisó los programas académicos vigentes a fin de modificarlos y mantener su pertinencia curricular a partir del período académico 2017-2018. Cincuenta licenciaturas y un doctorado fueron totalmente revisados y adaptados a las necesidades vigentes en nuestra sociedad. Con el esfuerzo de la facultad y administración, nos encontramos en el proceso de registro de todos ellos ante la Secretaría de Educación Pública Federal, con la intención de iniciar su aplicación al inicio de las actividades académicas del año 2017-2018.

Puedo asegurarles que, en el transcurso de los próximos años, la UDLAP seguirá superándose en sus programas académicos, ya que como lo he dicho a lo largo de estos años, nuestro modelo de enseñanza-aprendizaje es vanguardista en el uso de tecnología para la enseñanza, en la innovación educativa en el salón de clase y en la incorporación de la investigación en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Seguiremos por ello mejorando las inversiones en laboratorios, equipo tecnológico y programas de nueva tecnología educativa para seguir siendo el referente obligado en la materia. Al conjuntar estas mejoras con los nuevos programas académicos que iniciarán en el período 2017-2018, garantizaremos a nuestros estudiantes el manejo de las herramientas tecnológicas de última generación, el contar con la competencia intelectual para enfrentar los retos de la globalización, y la sensibilidad necesaria para apoyar a aquellos menos favorecidos en nuestra sociedad.

Facultad de Excelencia

Durante el periodo que abarca este informe, la universidad contó con más de 700 profesores en sus diversas modalidades de profesor de tiempo completo, profesor adscrito y profesor de tiempo parcial. De acuerdo con el plan estratégico para fortalecer la calidad académica de nuestra facultad, se mantuvo un riguroso proceso de selección para garantizar que por lo menos el 95% de nuestra facultad cuente con estudios de posgrado. Simultáneamente, se continuó con el programa de evaluación y mejora continua para la formación docente de todos nuestros profesores. Mención especial debo hacer de nuestros programas de movilidad de profesores y del recién establecido programa de profesores visitantes cuyos objetivos son mejorar la experiencia docente y de investigación de la facultad de la universidad.

Gracias a los acuerdos de movilidad de profesores que hemos firmado con 15 de las mejores universidades del mundo, profesores de la UDLAP tienen la oportunidad de movilidad académica para realizar investigación de vanguardia en las artes, las humanidades, ciencia y las ciencias sociales, a través de estancias académicas en las instituciones con quienes hemos establecido esta relación. La participación de nuestros profesores en estancias de investigación se ha incrementado año con año; en este año en particular nuestra facultad realizó estancias académicas en universidades ubicadas en Reino Unido, Irlanda, Suecia, España, China, Estados Unidos de América, Bélgica, Argentina y Uruguay, estancias que les permitieron actualizarse en sus áreas de docencia, compartir sus conocimientos con facultad de las universidades visitadas y crear nuevas alternativas de investigación para el futuro. Posibilidades de investigación, residencias de corto y largo plazo en las universidades extranjeras, y establecimiento de colaboración en investigación con miembros de las facultades de esas universidades extranjeras, están creando en nuestra universidad un ambiente de calidad académica y desarrollo profesional único entre las universidades de México, otro hecho que nos distingue entre las instituciones de educación superior de nuestro país.

Complementando esta estrategia, en agosto de 2016 se inició un programa de profesores visitantes en nuestro campus. Este programa, diseñado por el área académica para consolidar el prestigio académico de nuestros programas de licenciatura y posgrado, atrae a profesores de universidades extranjeras por un período de hasta 6 meses durante el cual estos profesores visitantes colaboran tanto en labores de investigación, como de docencia, en nuestros programas académicos. Hasta el presente, nueve profesores han participado en el programa, permitiendo a nuestros estudiantes acceso a una visión académica y cultural diferente en el salón de clase a la que normalmente experimentan con nuestra facultad. La aplicación de este programa, que pretende llegar a contar con 20 profesores extranjeros visitantes por semestre, nos convierte en una universidad con características únicas para formar ciudadanos globales y nos distingue una vez más como una universidad con características únicas en México, en el campo de la enseñanza e investigación.

Mayor contundencia respecto a la percepción de la calidad académica de nuestra facultad, proviene de las evaluaciones que los pares académicos en otras universidades hacen de la calidad de nuestra facultad, así como de la opinión de los empleadores respecto a la calidad de nuestros egresados. Nuestros pares académicos calificaron a nuestra facultad como la segunda mejor de México, solo detrás de la facultad de la Universidad Nacional Autónoma de México. Los empleadores evaluaron a nuestros egresados como aquellos con la mejor calidad profesional, colocándonos de manera evidente como la mejor universidad privada del país. Ambas distinciones refrendan de manera inequívoca la calidad de nuestra facultad y la pertinencia de nuestros programas académicos, permitiendo a los padres de familia que nos confían la educación de sus hijos contar con la seguridad que es aquí donde obtendrán la mejor preparación para enfrentar el mundo profesional del siglo XXI.

Investigación de Vanguardia

Una de las fortalezas de la institución es el número de profesores que pertenecen al Sistema Nacional de Investigación (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Formar parte de esta comunidad es un reconocimiento nacional a la calidad de los investigadores en cada área del conocimiento. Atendiendo a la importancia que la universidad otorga a la investigación, el número de miembros del SNI se ha incrementado continuamente llegando a 84 en el presente año.

En un hecho poco común en instituciones de educación privada en México, la universidad obtuvo el reconocimiento de la UNESCO como institución de alta calidad internacional en investigación al recibir el nombramiento de la «Cátedra UNESCO en Riesgos Hidrometeorológicos», la cual permite a la universidad establecer programas internacionales de análisis, modelación y propuestas de gestión de eventos hidrometeorológicos extremos en el contexto del cambio climático. La cátedra se enfoca al desarrollo de investigación básica y aplicada en esta área del conocimiento; al diseño de medidas de adaptación y mitigación de los efectos en estos eventos; a la divulgación y a la preparación de tomadores de decisiones y público en general. De igual forma permite impulsar la formación de recursos humanos para atender estos riesgos al consolidar nuestro Doctorado en Ciencias del Agua.

La universidad se ha fortalecido con el desarrollo de proyectos de investigación liderados por nuestra facultad. En 2016 se presentaron 32 proyectos con financiamiento externo en donde participaron un total de 54 profesores de tiempo completo. Asimismo, diez de éstos tuvieron vinculación directa con la industria permitiendo la innovación y el desarrollo tecnológico. Los proyectos financiados por organismos externos se han incrementado en un 5% con respecto al año 2015. Destaco, sin embargo, que durante este año la universidad respaldó directamente 116 proyectos de investigación que, aunque no contaron con financiamiento externo, permitieron la participación en labores de investigación a 121 profesores de tiempo completo.  Para 2017 se tiene programada la administración de los fondos de 23 proyectos financiados por organismos externos, y se llevarán a cabo 139 proyectos sin financiamiento externo, en los que participarán 147 profesores de tiempo completo.

Finalmente, siguiendo con el interés de la universidad en promover la innovación, me es grato mencionar la obtención de la patente del «sistema convertidor de energía hidráulica de un flujo en vaivén a energía mecánica rotativa para la generación de electricidad por medio de olas de mar», desarrollado por el Dr. Pedro Bañuelos Sánchez, profesor de la Escuela de Ingeniería.

Responsabilidad Financiera

Uno de los preceptos fundamentales de la universidad es el de hacer transparente, eficiente y eficaz el uso de los recursos financieros y materiales con visión a largo plazo. No les quepa duda, somos una institución sólida y prestigiosa porque hemos sido capaces de demostrar a propios y extraños que tenemos la capacidad de manejar eficientemente nuestros recursos y robustecer nuestra independencia financiera a pesar de la volatilidad económica por la que ha pasado nuestro país.

Como resultado de la eficiencia y transparencia administrativa demostradas en el manejo de nuestros fondos, el resultado operativo de 2016 fue un superávit de 57.8 millones de pesos (comparado con un superávit de 51.7 millones de pesos, en el año 2015), mismo que refleja la sólida estabilidad financiera de la universidad. Ratificando la solidez de la situación financiera con que contamos, instituciones financieras dieron su voto de confianza a la UDLAP otorgándole líneas de crédito por $190 millones de pesos, de los cuales se dispusieron $137.5 millones en condiciones preferentes para apoyar el programa de inversiones de nuestra institución. Se mantienen relaciones positivas en la capacidad de cubrir con los activos circulantes las obligaciones de corto plazo, al tiempo que contamos con capitales de trabajo netos positivos; los recursos en efectivo y equivalentes representan el 188% de dichas obligaciones. Con fondos propios se realizaron inversiones en inmuebles, mobiliario y equipo por 111 millones de pesos en 2016.

La elaboración del presupuesto anual de la UDLAP se realizó, por noveno año consecutivo, de manera colegiada a través de un comité de presupuestos, coordinado por la titular de la Dirección General de Finanzas, e integrado por profesores, estudiantes y personal administrativo de la institución, quienes representan a todas las áreas operativas de la universidad.

Después de varias sesiones de trabajo, el comité presentó un presupuesto institucional para 2017, de 1,229 millones de pesos, que se elaboró considerando las siguientes premisas:

  • Generación de flujo de efectivo proveniente de la operación para sufragar inversiones de, al menos, 71 millones de pesos
  • Operación bajo medidas de gasto controlado
  • Presupuesto con resultado neto «cero»

El presupuesto fue sometido a la consideración del Consejo Administrativo el 23 de noviembre de 2016. Posteriormente, se envió para autorización del Consejo Empresarial el 6 de diciembre de 2016 y, finalmente, al Patronato el 9 de diciembre de 2016 para su ratificación. Por lo anterior, resulta importante enfatizar que, dada la calidad y proceso para la generación del presupuesto universitario, ambas instancias superiores dieron su aprobación al mismo sin imponer modificación alguna a lo aprobado por el Consejo Administrativo de la institución.

Es gracias a la acción responsable del Consejo Administrativo, y la prudente preparación de un presupuesto realista demostrada por el Comité de Presupuesto del año 2016, que este año seguiremos realizando las inversiones necesarias para mantener nuestra ventaja competitiva en instalaciones educativas, así como reducir parte de la pérdida de ingreso real producto del llamado “gasolinazo” impuesto por el gobierno de México en enero de 2017. Gracias a esta prudencia financiera, al iniciar 2017 podemos presumir que nuestras instalaciones académicas son inigualadas por las universidades del sector privado de nuestro país. Nuestras facilidades físicas de alojamiento para estudiantes, instalaciones deportivas y centros de recreación social no tienen equivalente entre las universidades privadas similares a la nuestra en México.

Salones de clase equipados con la más moderna tecnología de la educación, más de 150 laboratorios de enseñanza en las diferentes áreas académicas que los requieren, instalaciones de punta en tecnología de la información, una biblioteca que cada día cuenta con mayor número de recursos bibliográficos electrónicos y una facultad que sobrepasa los 700 profesores, permiten a la UDLAP ser una de las pocas universidades que en México responden a las exigencias que el siglo XXI impone a una educación de calidad.

Estos resultados son el producto del trabajo de cada uno de los miembros de nuestra comunidad universitaria. Deseo resaltar sin embargo el trabajo de quienes conforman los cuerpos colegiados aquí presentes. Cada uno de ustedes ha demostrado el profundo cariño que tiene por la universidad. Su participación activa, su profesionalismo al considerar las nuevas políticas académicas y administrativas que hoy rigen a nuestra institución, su búsqueda permanente del bienestar de la comunidad universitaria y su capacidad para dotarnos con soluciones a los múltiples eventos que afectaron la vida institucional, han sido las columnas sobre las que se han cimentado los éxitos obtenidos en este año que hoy termina. Gracias a este esfuerzo común, inicio un nuevo año de gestión encabezando una universidad que se ha consolidado en el año 2017 como el referente obligado en nuestro país para medir la calidad de programas académicos, la calidad de un claustro académico y la calidad de egresados de la enseñanza superior de nuestro país.

Alumnos de excelencia

No seríamos una universidad de calidad en la enseñanza y prestigio académico en la investigación, si no escucháramos la opinión de nuestros alumnos respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje que reciben. Con orgullo debo mencionar que nuestros estudiantes están muy satisfechos con la calidad y pertinencia de los programas académicos y profesorado de nuestra universidad

Al cierre del periodo de Primavera 2016, el 71% de los estudiantes evaluó el 96% de los cursos impartidos y el desempeño de los profesores en clase obtuvo en una escala de 1 a 5, donde el 5 es el mejor resultado, una calificación promedio de 4.51 puntos. Al concluir el semestre de Otoño 2016, el 72% de los estudiantes participaron en la evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje de la universidad evaluando al 95% de la oferta total de cursos del semestre, el puntaje de evaluación en la escala de 1 a 5 fue en esta ocasión 4.52, ratificando que semestre tras semestre mejoramos la calidad de nuestra docencia. Los resultados de las evaluaciones a nuestros docentes ratifican que nuestros estudiantes reconocen en nuestros profesores un alto nivel académico, actualización en sus conocimientos y excelencia en la trasmisión de dichos conocimientos.

La satisfacción de nuestros estudiantes respecto a la calidad de la formación que reciben en la universidad, ha hecho que nuestra universidad crezca en atractivo ante las familias mexicanas, como la mejor opción para la educación de sus hijos. Convencidos de nuestra calidad académica, más de 1900 jóvenes se incorporaron a nuestros programas de licenciatura en el otoño de 2016, un total de estudiantes que no solo representó el número mayor de alumnos de nuevo ingreso de nuestra historia, sino que también nos permitió contar con el grupo de estudiantes que obtuvo el mejor puntaje promedio en el examen de ingreso de nuestra institución.

Como resultado de esta preferencia por nuestra universidad, en Otoño 2016 tuvimos que imponer, por primera ocasión en nuestra historia, un cupo máximo de admisión de nuevos estudiantes en 12 de nuestras licenciaturas. La demanda excedió nuestra capacidad de seguir manteniendo una enseñanza personalizada en las siguientes licenciaturas enunciadas por orden alfabético: Actuaría, Administración de Empresas, Administración de Negocios Internacionales, Arquitectura, Comunicación y Medios de Producción, Derecho, Enfermería, Estrategias Financieras y Contaduría Pública, Ingeniería Industrial, Médico Cirujano, Nanotecnología e Ingeniería Molecular y Relaciones Internacionales.

Hoy puedo informarles una vez más que, gracias a esa percepción de calidad académica y calidez en el trato, el número de aspirantes que han iniciado trámites para ingresar a nuestra universidad el próximo Otoño 2017 superó ya la cifra de 13,500 personas, muy por encima de los 12,000 que lo habían hecho en la misma fecha el año pasado, cifra que nos garantiza que este año romperemos una vez más los récords de cantidad y calidad de nuevos alumnos de la universidad; número que a su vez permitiría lograr un nuevo hito en nuestra historia al sobrepasar 9,500 alumnos en el otoño de 2017. De llegar a él, este número de estudiantes totales nos permitirá seguir logrando los objetivos propuestos en la estrategia definida en 2008, así como mantener la calidad académica y solidez financiera que nos ha distinguido desde el año 2008.

Quiero expresar mi agradecimiento a todos y cada uno de los miembros de nuestro equipo de incorporación por lograr este resultado en inscripciones, pero sobre todo quiero enfatizar mi agradecimiento personal a todos y cada uno de los miembros de nuestra facultad que ayudaron en llevar la universidad a la casa de esos estudiantes, demostrando que ellos hallarán al ingresar a nuestra universidad no solo calidad académica en sus programas de estudio, sino también la calidez en el trato que se les otorgará por nuestra facultad.

¡Muchas gracias a todos ustedes!

Programa de becas

Quienes trabajamos en el sector educativo de México sabemos que la nuestra no es una profesión fácil. Hacerlo en una institución privada es todavía más difícil. El gobierno de México se ha lanzado en una campaña de reforma educativa en la que todo lo que llevamos haciendo en la universidad por años, se presenta como novedad. A pesar de nuestra experiencia en ofrecer enseñanza de calidad y pertinencia, se da preferencia a otras instituciones por un malentendido concepto de que la educación ofrecida por instituciones privadas tiene como objetivo el lucro.

En nuestro caso, nada está más lejano de la verdad. Somos una institución que no discrimina en su proceso de admisión bajo ningún pretexto, excepto por la calidad académica del ingresante. Somos una institución que, por convicción propia, fomenta internamente programas de inclusión social y externamente programas de voluntariado social. Somos una institución sin fines de lucro que mantiene un programa de becas único en su concepción. Al término de sus estudios, nuestros becarios inician su vida profesional sin el lastre de obligaciones financieras hacia su universidad. Somos una universidad que cree en el concepto de educación como un bien público para el desarrollo armónico de nuestra sociedad. Somos una universidad que, con poco, o nulo respaldo financiero del gobierno tanto a nivel municipal, estatal, o federal, ha aceptado que la situación financiera de un estudiante con talento no debe ser el impedimento para que estudie en nuestra institución. Nuestro programa de ayuda financiera representó en el periodo 2016-2017 más de 480 millones de pesos, y gracias al compromiso de todos y cada uno de los miembros de la comunidad lo pudimos financiar sin poner en riesgo ni las finanzas de la universidad, ni nuestra calidad académica. Este compromiso con la educación nos ha permitido lograr el objetivo de contar con una comunidad estudiantil de alto nivel académico, alta diversidad socio-económica y total representatividad geográfica, algo que es raro en otras universidades del país tanto públicas, como privadas.

Agradezco por ello a todos quienes formamos la comunidad UDLAP su convicción de que nuestra misión solo se logrará si seguimos impulsando la filosofía de que no debe ser la situación financiera de un joven lo que determine su acceso a nuestra universidad.

Formando ciudadanos

Ante los acontecimientos mundiales que hoy nos afectan, el panorama socio-político de México adquiere tonalidades preocupantes. Ante el embate sucesivo de intolerancia a los migrantes que condujo al llamado “Brexit” en el Reino Unido de la Gran Bretaña, la intransigencia mostrada por el actual gobierno de los Estados Unidos ante la presencia de conciudadanos indocumentados en esa nación, y el posible ascenso de tendencias intolerantes a otras religiones en regiones como la Unión Europea, enfrentamos cuestionamientos a los valores de la democracia liberal y a los valores tradicionales de la humanidad: honestidad, sinceridad, integridad y compasión hacia nuestros semejantes. Este es el reto al que como universidad debemos responder con decisión si deseamos ser, aún en pequeña medida, artífices de un futuro mejor.

En el momento histórico actual, instituciones como la UDLAP son más necesarias que jamás. Formar ciudadanos es nuestro objetivo principal, ciudadanos que defiendan una nación en la que la democracia sea entendida como el gobierno de una mayoría que respeta los derechos de una minoría. No como un sistema de votación individual que permite que una persona autoritaria llegue a dirigir el país sin respeto por los derechos de las minorías, o de las instituciones que garanticen para todos los habitantes tribunales independientes, transparencia en la información del quehacer público y la subordinación de las fuerzas armadas a los intereses de la sociedad civil. En suma, un ciudadano que entienda que es su obligación defender los principios de equilibrio entre niveles de gobierno, separación de poderes, e igualdad ante la ley, como principios indispensables si deseamos para México garantizar el equilibrio entre libertad y equidad a todos los miembros de nuestra nación.

Repitiendo lo que mencioné el año pasado, debemos reforzar en nuestros programas académicos y en nuestro comportamiento como comunidad el ejercicio de la ética personal y profesional, así como de tolerancia hacia todas las nacionalidades, religiones y culturas.

Nuestra facultad ha respondido con entusiasmo a este reto tanto en el contenido de los cursos generales, como en la publicación y diseminación de documentos e investigación que responde a la necesidad de crear ciudadanía en nuestro país. Por ello seguiremos publicando nuestros Índice Global de Impunidad e IGI-MEX, y seguiremos trabajando con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), publicando estudios como el denominado “Impacto Fiscal por uso y comercialización de software ilegal en México”, contribuyendo a diseminar las consecuencias de dos prácticas que cuestan mucho a nuestra sociedad, evasión fiscal y piratería. Actividades como las mencionadas nos han posicionado como la institución líder en el señalamiento de prácticas que promueven la impunidad en México, y formar con aplicaciones prácticas a nuestros estudiantes como ciudadanos éticos.

Cualquier universidad que le tema a enfrentarse al reto de formar ciudadanos o que se substraiga de sus responsabilidades ante la situación enfrentada por la sociedad de la cual emana, es una institución que no responde a su responsabilidad social.  Durante este año, nosotros lo hicimos exitosamente una vez más.

Transparencia Institucional

La transparencia es el elemento central en la confianza entre personas. De acuerdo con este principio, como todos los años las discusiones y decisiones de las sesiones de los Consejos Académico, Administrativo y Empresarial, se han hecho accesibles a todos los miembros de la comunidad universitaria mediante la publicación de las minutas aprobadas en nuestro sistema de intranet. La participación de facultad, empleados administrativos y estudiantes en los tres consejos, garantiza que la voz de todos quienes formamos la comunidad UDLAP seguirá siendo tomada en cuenta en todas las decisiones de importancia para nuestra universidad.  Esta participación permite que las decisiones difíciles que hemos tenido que tomar sean respaldadas por la totalidad de nuestra comunidad.

La participación de empresarios independientes como los aquí presentes asegura que todas las acciones tomadas por mi administración sean sometidas con la misma transparencia a una revisión externa. Como he dicho todos los años en que he tenido el honor de ser Rector de esta universidad, su participación desinteresada y apoyo financiero nos garantiza la independencia y solvencia de las decisiones tomadas por nuestra comunidad universitaria. Por ello agradezco a nombre propio y de todos quienes laboramos en la UDLAP su presencia a lo largo de este último año; sin su apoyo muchos de los éxitos de la institución no hubiesen sido posibles; su infatigable participación nos está obligando a ser la mejor universidad que podamos ser.

En conjunto con las personas del Patronato que participan como miembros del Consejo Empresarial, empresarios y patronos han respetado de manera total la libertad de cátedra y la libertad de expresión de todos quienes integramos la comunidad universitaria.  Sin ese respaldo y ese respeto a nuestras libertades no habríamos logrado consolidar nuestro prestigio académico y administrativo como lo hemos hecho hasta el momento.  Muchas gracias a ellos.

Nuestro futuro

Hablar de los logros del pasado siempre es fácil, solo es necesario reseñar lo ocurrido y dejar que cada uno de ustedes juzgue si verdaderamente lo mencionado es cierto o no. Tras nueve años de esfuerzo colectivo, hoy podemos jactarnos de haber cumplido de manera sobresaliente tanto la estrategia, como los objetivos planteados en ese entonces. El reconocimiento de ello se refleja en nuestro posicionamiento académico en todas las evaluaciones independientes que se hacen de nosotros, en la cantidad y calidad de los estudiantes que desean ingresar a nuestra universidad, en los éxitos profesionales y empresariales de nuestros egresados, en la demanda creciente de nuestros egresados en la comunidad empresarial nacional e internacional, y en la satisfacción de nuestros alumnos y sus familias por la educación con calidad y calidez que reciben día con día en nuestra institución.

Pensar en nuestro futuro es mucho más importante y complejo el día de hoy, de lo que lo fue hace nueve años. Los logros obtenidos han subido el umbral de aspiración de quienes formamos la comunidad UDLAP. Ya no nos conformamos simplemente con ser la mejor universidad regional, ser la mejor universidad nacional o seguir haciendo inversiones tradicionales en nuestro campus.

Hemos avanzado mucho, pero falta mucho por avanzar. Por esta razón en el año que hoy inicia propongo profundizar las acciones que nos han permitido llegar al sitio en que hoy nos encontramos.

  1. Iniciando en el año académico 2017-2018 los nuevos programas curriculares a nivel licenciatura, cuya característica primordial es un currículo que permitirá a nuestras nuevas licenciaturas contar con mayor flexibilidad curricular y la aplicación de un proceso innovador en el uso de tecnologías de la educación.
  2. Incrementando el programa de promoción de nuestra facultad concursando más plazas que permitan el desarrollo de nuestro profesorado de acuerdo a las normas establecidas en el Manual de la Facultad.
  3. Continuando con el programa financiero-administrativo que nos ha permitido contar con la generación de ingresos propios, administrar con eficiencia y transparencia los recursos de la comunidad universitaria, e incrementar y diversificar las fuentes de apoyo financiero externo para obtener mayor independencia de gestión y contar con mayor holgura financiera para transitar hacia nuestro objetivo de excelencia académica.
  4. Manteniendo la toma de decisiones de manera colegiada y participativa, tanto en la elaboración del presupuesto de la universidad, como en la determinación de inversiones que mejoren nuestra infraestructura académica y física y en planes de largo plazo en el uso de recursos; todo ello para seguir mejorando y fortaleciendo un ambiente de trabajo que mantenga la confianza de todos los miembros de la comunidad UDLAP en el ejercicio de nuestros recursos institucionales.

No estoy seguro que siempre pueda reseñarles logros de la calidad y cantidad que hemos obtenido hasta el día de hoy, pero sí de que siempre encontrarán en mí a alguien que intentará desempeñar su cargo con transparencia y honestidad a fin de corresponder a la confianza que han depositado en mí.

¡Muchas gracias!