Los siete sacramentos

Bautismo:El bautismo perdona el pecado original, todos los pecados personales y todas las penas debidas al pecado; hace participar de la vida trinitaria mediante la gracia santificante, la gracia de la justificación que incorpora a Cristo y a su Iglesia; hace particular del sacerdocio de Cristo y constituye el fundamento de la comunión con los […]

La fe de la Iglesia

El Credo. Símbolo de los apóstoles Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo. Nació de santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a […]

Enseñanzas de Jesús

Bienaventuranzas evangélicas (Mt 5, 3-11)  Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los cielos. Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia. Felices los afligidos, porque serán consolados. Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia. […]

DIOS

Con cariño para ti ¡Hola! Te amo porque soy tu Padre. Así de simple. Independientemente de lo que hayas hecho o dejado de hacer, ¡te quiero mucho! En tu interior mora un espíritu eterno. Yo conozco lo más íntimo de tu espíritu y te amo. Tú estás en el mundo, llevas tu vida, tomas tus […]

DIOS NO ENVIO A SU HIJO PARA CONDENAR AL MUNDO

·         Ni para andar descubriendo pajas en los ojos ajenos… ·         Ni para encabezar grupos de personas “buenas” que apedreen a las “malas”… ·         Ni para aprovecharse de la gente que no tiene comida y hacer negocio con los panes y los pescados… ·         Ni para cerrarles las puertas del hogar –y las del corazón- […]

El Dios que nos hace personas

Creo en un Dios siempre enteramente bueno, que nos quiere a todos por igual y que tiene hermosos proyectos para con todos sus hijos. En cambio, no creo en el “dios araña”, en vigilante espera para atraparnos, de frente fruncida, que nos castiga para probarnos y reparte felicidad y desgracia a su antojo. Creo en […]

El uso generoso

La posesión del conocimiento, si no va acompañada por una manifestación y expresión en la práctica y en la obra, es lo mismo que enterrar metales preciosos: una cosa vana e inútil. El conocimiento, lo mismo que la fortuna, deben emplearse. La ley del uso es universal y el que la viola sufre por haberse […]